INDONESIA CREE HABER HALLADO PARTE DEL FUSELAJE DEL AVIÓN SINIESTRADO

Miembros del equipo de rescate buscan este miércoles los restos del avión siniestrado este lunes en el mar de Java (Indonesia). EFE

 

Las operaciones de búsqueda del avión de la aerolínea de bajo coste indonesia Lion Air estrellado este lunes en el mar de Java con 189 personas a bordo pueden haber logrado un avance sustancial este miércoles. Según el Ejército indonesio, los equipos de rescate han encontrado una parte del fuselaje del aparato, donde se prevé que se encuentren la mayoría de los ocupantes de la aeronave. Las causas del accidente son todavía un misterio.

"Creemos firmemente que hemos hallado una parte del fuselaje del JT610", aseguró Hadi Tjahjanto, portavoz del Ejército indonesio, a la cadena de televisión TVOne, según recoge Reuters. Tjahjanto indicó que disponen de las coordenadas donde supuestamente se halla el fuselaje y que los equipos de búsqueda se han dirigido a esa zona.

Haryo Satmiko, director adjunto del organismo de seguridad de transporte indonesio, señaló que también se ha detectado "un sonido" en una ubicación a 35 metros de profundidad y que se ha enviado allí desde primera hora a un equipo de buzos. Indonesia utiliza receptores de ultrasonidos para tratar de localizar la señal que emite el transmisor del localizador de emergencia desde las dos cajas negras del avión, que registran los parámetros del vuelo y las conversaciones en cabina y que por tanto son fundamentales para determinar lo ocurrido.

Unos 60 buzos rastrean el lugar de la catástrofe, cuyo radio de búsqueda se extendió este martes a diez millas náuticas (unos 18,5 kilómetros) desde donde se cree que se estrelló el lunes la aeronave, frente a las cinco millas del día anterior. Además, 35 embarcaciones peinan el perímetro a unos 15 kilómetros de la bahía de Karawang, en la isla de Java Occidental, pero de momento solo han hallado algunos restos del avión y efectos personales de los pasajeros, entre ellos 52 documentos de identificación.

La Policía de Indonesia ha empezado a recolectar muestras de ADN de los parientes de las víctimas para los procesos de identificación, que han advertido que se demorarán debido a la dificultad añadida de que los cuerpos no estén intactos. "Esperamos que las familias puedan ser pacientes en estos tiempos difíciles", pidió un responsable de las autoridades sanitarias, Arthur Tampi, según el diario Jakarta Post.

El avión, un Boeing 737 MAX estrenado este verano, se estrelló este lunes en el mar de Java 13 minutos después de despegar de Yakarta, cuando cubría la ruta entre la capital del país y Pangkal Pinang (en la isla de Bangka). Las investigaciones también se centran en los cambios inusuales de altitud y velocidad que registró durante un vuelo realizado la víspera desde la turística isla de Bali a Yakarta, según datos recabados por la página web especializada en seguimiento de operaciones aéreas FlightRadar24.

Tras despegar de la localidad de Denpasar, en Bali, el domingo por la noche, la aeronave registró variaciones inusuales de altitud y velocidad durante los primeros minutos del vuelo, incluido un descenso de 265 metros en 27 segundos cuando lo que correspondía era un ascenso, antes de estabilizarse y volar hasta aterrizar en Yakarta. Lion Air, vetada por la Unión Europea por incumplir los estándares de seguridad entre 2007 y 2016, ha confirmado que hubo un "problema técnico" el día anterior, pero no ha especificado de qué se trató.

Un equipo de Boeing se reunirá este miércoles con miembros de Lion Air para examinar los pormenores de lo ocurrido. "Tenemos muchas preguntas para ellos… Se trataba de un avión nuevo", subrayó Daniel Putut, director general de la aerolínea. Se trata del primer accidente registrado por un Boeing-737 MAX. Lion Air, uno de los mayores clientes de Boeing del mundo, anunció el pasado abril la compra de 50 aeronaves de este modelo.

El Gobierno de Indonesia ordenó el martes una inspección de todos los Boeing-737 MAX que operan en el país, mientras el ministro de Transporte, Budi Karya Sumadi, advirtió de posibles sanciones contra Lion Air por el accidente. "A quién exactamente es aún difícil de saber. Las sanciones podrían dirigirse contra la dirección de la compañía, o la tripulación, e incluso contra el fabricante del avión", indicó el ministro. De momento, el ministro informó sobre la destitución del director técnico de Lion Air, una decisión que se desconoce si es permanente o temporal. El consejero delegado de la compañía, Edward Sirait, ha asegurado a Reuters que él no ha recibido ninguna notificación al respecto.

/El País/