EL PRESIDENTE CATALÁN NO LLAMÓ A ELECCIONES POR "FALTA DE GARANTÍAS " DE MADRID Y DEJÓ EN MANOS DEL PARLAMENTO LA DECLARACIÓN DE LA INDEPENDENCIA

 

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, descartó este jueves el llamado a elecciones anticipadas en un esfuerzo por evitar o atenuar el artículo 155 de la Constitución de España, que podría suspender la autonomía de la región.

"No hay ninguna garantía que justifique la convocatoria de unas elecciones. No acepto las medidas del articulo 115 por injustas", dijo el mandatario regional durante su comparecencia en la Galeria Gótica del Palacio de la Generalitat, para quien el artículo 155 es "abusivo, injusto" y "está fuera de la ley" al buscar "erradicar el soberanismo".

"Mi deber es agotar todas las vías para encontrar una solución dialogada y pactada para evitar la aplicación del artículo 155", señaló. "Corresponde al Parlament proceder con lo que la mayoría determine", agregó en relación a la declaración de la independencia.

La prensa local había adelantado que el Govern anunciaría el llamado a elecciones, tras un acuerdo entre las fuerzas de la coalición independentista Junts Pel Sí, que gobierna Cataluña, aún con varias de sus fuerzas en contra. Pero Puigdemont primero postergó el anuncio y finalmente lo descartó.

En tanto el parlamento de Cataluña se reunirá este jueves por la tarde a las 17:00 (hora local) en un pleno extraordinario para tratar la crisis independentista y la posibilidad de la aplicación del artículo 155 por parte de Madrid.

El viernes el Senado de España definirá si aprueba la aplicación del artículo 155 y su alcance, en una sesión a la que Puigdemont estaba invitado pero finalmente decidió no asistir.

El presidente catalán envió este jueves en cambio un documento con sus alegaciones y entregó su representación en la cámara alta a los senadores Josep Lluís Cleries y Miquel-Angel Estradé.

 

(INFOBAE )