INTENDENTA ROJAS ES SUSPENDIDA POR 24 DÍAS SIN GOCE DE HABERES

LUZ ROJAS CÁCERES JUNTO A COMERCIANTES QUE RESPALDAN SUS FUNCIONES. FOTO OPINIÓN/MIJAEL RIVERA

 

La intendenta municipal de Cochabamba, Luz Jeanneth Rojas Cáceres, fue suspendida por 24 días sin goce de haberes.

La resolución emitida por la autoridad sumariante de la Alcaldía cochabambina tiene fecha de 17 de julio.

Rojas fue procesada administrativamente y de manera interna en la municipalidad, en este caso, por su supuesto nombramiento ilegal en el cargo de Directora de Intendencia y presunta falsificación de documentos, respecto a su formación académica, que habrían respaldado su designación.

En noviembre de 2017, el alcalde José María Leyes instruyó a la Dirección de Transparencia y Lucha contra la Corrupción de la Alcaldía el inicio de investigaciones.

El informe se concluyó a principios de abril de este año con la recomendación de enviar el tema ante la autoridad sumariante por existir indicios de responsabilidad administrativa. El 21 de mayo, la alcaldesa suplente temporal, Karen Suárez, instruyó que se realice un proceso administrativo.

La autoridad sumariante resolvió “declarar la existencia de responsabilidad administrativa” e ”impuso la “sanción de suspensión de 24 días de su fuente laboral sin goce de haber”.

Según el Reglamento Interno del Personal de la Alcaldía, la determinación de responsabilidad administrativa “tiene carácter disciplinario”. Para acceder al cargo en la Intendencia se debe cumplir con el grado de instrucción académica a nivel superior.

De acuerdo con la resolución de la autoridad sumariante, Rojas presentó el 11 de julio un memorial de descargo.

El file de Rojas, según los documentos, incluye entre las fotocopias un certificado de egreso de operadora en computadores, de octubre de 2012; y otro de profesional de secretariado ejecutivo. Ambos documentos tienen la misma fecha e instituto. El centro educativo informó que “no emitió ningún documento a favor de Rojas y que ella no realizó ningún curso en el mismo”.

Sin embargo, durante el proceso, Rojas manifestó que no presentó ninguno de esos documentos. “Lo que presenté a la oficina de Recursos Humanos fue una hoja de vida, donde constan únicamente los datos generales de mi persona (...)”.

Hace poco más de una semana, la Intendenta asoció la aparición de la documentación en su file a “una rencilla política”.

El informe identificó contradicciones en las versiones de la Intendenta porque en un acta de declaración informativa ante policías dijo, en septiembre de 2017, que es “secretaria” con formación a nivel técnico medio y dio el nombre del instituto donde habría estudiado.

Por otro lado, se extinguió la acción disciplinaria para una segunda persona involucrada en el caso, porque la misma murió.
 

Contactada por este medio de comunicación la tarde de ayer, Rojas solo afirmó haber recibido una notificación, y dijo que no sabía sobre qué era. Acotó que se pondría en contacto con su abogado.
 

El file
 

En el file de Rojas hay documentos de estudios de secretariado y de operadora de computadoras que fueron observados.

/Opinión/