SUJETO DISPARA A SU EXPAREJA CUANDO DORMÍA CON SU BEBÉ

Aydé junto a su expareja Wilmer Aduviri. | Los Tiempos

 

Wilmer Aduviri (21) entró a la habitación de Aydé Navia Montesinos (19) -su expareja- cuando ésta dormía con su bebé de dos meses y su sobrina y le disparó en la cabeza. Ella sobrevivió. “He sentido un ruido fuerte y un dolor en la frente, me he levantado y harta sangre tenía en mi cara, como en sueños veía a mi familia corretear, pensé que había un terremoto”, contó hospitalizada en el Viedma aún con el proyectil alojado en su cuerpo.

El hecho ocurrió el sábado a las 5:00 en la casa del hermano de Aydé, en Quillacollo. La víctima y su familia jamás imaginaron que Aduviri le había disparado, fue en el hospital donde les dieron la noticia. Ella dice que su expareja estaba molesta porque había decido no regresar con él, porque constantemente la maltrataba física y psicológicamente.

“Mi sobrina dice que lo ha visto, porque le ha tocado su cara y dijo que ‘su mano estaba fría’, después me disparó. Al escapar dejó el arma en el suelo y también tenía un cuchillo”, relató.

La primera semana de junio, Aydé escapó de la casa donde vivía con su agresor, en Independencia. Desde entonces él le insistió para volver, ella no aceptó. Ante la negativa se llevó al bebé sin consentimiento de la madre para forzarla a retornar, al no poder cuidar al menor lo dejó en la Defensoría de la Niñez de ese municipio y Navia lo recuperó.

El viernes 29 de junio, le envió mensajes indicando que se iba a matar si no volvía con él. “He mostrado los mensajes a mis hermanos y me han dicho: ‘Cambia de número, no le contestes. Este hombre no es normal’”, cuenta.

El vocero del hospital Viedma, Fernando Romano, indicó que la paciente está estable y será sometida a una cirugía en las siguientes horas. Ante la noticia de que el agresor estaría merodeando el nosocomio para lastimar a la mujer, dijo que se habían tomado medidas de seguridad.

Pero ella teme por su vida y quiere que la Policía encarcele a su agresor. “Yo no quiero nada de él, tengo miedo, quiero garantías para mi familia, porque él tiene otra arma en su pueblo”, indicó.

Aydé explicó que el hombre es muy agresivo y que para no recibir golpes le hacía caso en todo.  Aseguró que su hijo también es fruto de agresiones sexuales de parte de Aduviri.

 

LA PAREJA ERA DE COCHABAMBA

La joven pareja de Cochabamba que fue encontrada muerta el sábado en la Doble Vía la Guardia, en Santa Cruz, tomó esa decisión porque la familia de la mujer no aceptaba la relación, informó el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), Francisco Vidaurre.

Se trata de un feminicidio seguido de suicidio. La mujer fue apuñalada por su pareja 12 veces y luego éste se causó las mismas heridas.

 

OTRO FEMINICIDIO EN QUILLACOLLO, SUMAN SIETE

“Se me pasó la mano”, fue lo que dijo Adrián Colque Huanca  (38) en el hospital de Quillacollo donde llevó sin vida a su pareja Gabriela Zenteno Ledezma (34). Ellos en estado de ebriedad estaban discutiendo al interior de su vehículo en la carretera Cochabamba-Oruro. El acusado apretó el cuello de la víctima hasta dejarla inconsciente. Vanos fueron los esfuerzos por reanimarla, ella murió a las 02:00 del lunes. El agresor es panadero y admitió el hecho ante la Policía.

El hombre fue aprehendido y espera su audiencia de medidas cautelares. La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), investiga el caso.  Se trata de la séptima víctima en Cochabamba.

/Los Tiempos/