EVO REVELA QUE RUSIA Y LA FIFA LO INVITARON A UN ACTO DEL MUNDIAL

Mucho se habló de la visita de Evo Morales a Rusia. La crítica estuvo centrada en que su visita era, más que para lograr acuerdos con Vladimir Putin, presenciar la inauguración de la Copa del Mundo. En medio de cámaras de prensa internacional y poco antes de que finalizara su comparecencia ante los medios, el presidente reconoció la invitación de FIFA y que aún faltan detalles para firmar acuerdos.

"En una primera reunión con el presidente Putin, se habló sobre la coincidencia de políticas económicas; tenemos la intención de integrarnos a la comunidad Euroasiática. Está en debate el tema del litio, lamento mucho que no hubiéramos avanzado en la parte técnica, económico-financiera, sino el día de mañana hubiéramos firmado un acuerdo para la industrialización del litio", sostuvo.


Evo en conferencia de prensa. Foto: Fuad Landívar

Admitió que existen coincidencias económicas y que en agosto está viajando una comisión técnica para ver la calidad productiva de la soya, el papel, la carne y otros productos como la chía. La reunión con Putin se dio temprano luego de que llegara a Moscú en la madrugada. Esa reunión se dio en el Kremlin y el presidente nacional estuvo acompañado por el canciller Fernando Huanacuni.

Cuando le tocó referirse a la Copa dijo: "Muy sinceros, ustedes, con (EL) DEBER nos conocemos, sabemos cuál es el comportamiento de EL DEBER en Bolivia nuestro proceso, pero sí, hemos sido invitados para participar en un acto que realiza esta noche FIFA y el Gobierno de Rusia, pero lo más importante será el acuerdo que vamos a firmar mañana". No se refirió a más nada con relación al Mundial.

Luego dio por finalizada su conferencia. Algunos medios intentaron retenerlo a su salida, pero solo atendió a uno para luego pedir permiso y continuar. No le gustó la consulta pero la respondió. Hubo prensa de Venezuela y de Colombia. Evo se queda hasta mañana y todo apunta a que irá a la inauguración del Mundial, tal y como sucedió en Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.