EL NUEVO ARMAMENTO RUSO: MISILES HIPERSÓNICOS Y ROBOTS DE COMBATE

Los cazas Sukhoi Su-30SM sobrevuelan Moscú, en el desfile militar por el Día de la Victoria sobre la Alemania nazi. / AP

 

Cada 9 de mayo, Rusia celebra el tradicional desfile de la victoria, en la que se conmemora el éxito militar sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial.

En esta jornada, la plaza Roja de Moscú se llena en una gran celebración y, desde que Vladimir Putin llegó a la presidencia del país, en un aparador mundial para lucir el nuevo armamento del país.

En esta ocasión, el ejército ruso mostró los nuevos robots de combate que ya han sido probados en Siria. Pero las estrellas fueron la nueva generación de cazas Su-57, el más reciente avión de combate ruso, que formaron al final del vuelo de 75 aviones sobre los asistentes.

La nueva generación de cazas Su-57, en pleno vuelo sobre Moscú. / AP

La nueva generación de cazas Su-57, en pleno vuelo sobre Moscú. / AP

 

Misiles hipersónicos

Además, Putin también sacó a relucir dos aviones de combate MiG-31K con misiles hipersónicos Kinzhal, capaz de eludir los escudos antimisiles existentes. Puede viajar a 10 veces la velocidad del sonido y alcanzar objetivos a una distancia de 2.000 kilómetros.

Misil balístico intercontinental Yars RS-24./ AFP

Misil balístico intercontinental Yars RS-24./ AFP

Este armamento ya fue presentado por el presidente en su último discurso sobre el estado nacional en marzo como parte de sus “armas invencibles”. Además, se mostró al público el sistema antiaéreo y antimisiles Tor-M2, capaz de abatir objetivos en plena marcha.

Terminator

El Urán-9 se maneja como un dron, por control remoto./ AP

El Urán-9 se maneja como un drone, por control remoto./ AP

Otras novedades, esta vez terrestres, fueron los vehículos blindados Terminator de apoyo a los tanques y las máquinas robotizadas Urán-6 y Urán-9 y los drones Korsar y Katrán.

Siria, el patio de pruebas

El Urán-9 se maneja como un drone, por control remoto. Según algunos medios rusos, éste ya fue probado con éxito en Siria y puede localizar un objetivo por sí solo, pero la decisión de disparar queda en manos de un comandante que se traslada en un camión armado y puede estar a 3 km de distancia del vehículo.

Vehículos de artillería rusos Msta S/ AFP

Vehículos de artillería rusos Msta S/ AFP

Su hermano pequeño, el Urán-6, permitió a las tropas rusas ingresar a zonas controladas por los rebeldes en Siria.

El drone Korsar, según el ejército ruso, funciona bajo cualquier tipo de situación meteorológica, puede atacar con misiles, usar misiles de reconocimiento o restablecer suministros, pudiendo llegar a cargar hasta 120 kilos. Tiene una capacidad de vuelo autónomo de hasta 4 horas continuas y alcanzar una altura de 6 km.

El drone Korsar, que funciona bajo cualquier tipo de situación meteorológica./ AFP

El drone Korsar, que funciona bajo cualquier tipo de situación meteorológica./ AFP

Putin, que ofreció un discurso emocional centrado en la gesta de la victoria contra los nazis sin abordar asuntos de actualidad, señaló que su país recuerda las lecciones de las dos guerras mundiales y está abierto al diálogo con otros Estados para garantizar la estabilidad en el mundo.

”Rusia está abierta para el diálogo sobre asuntos de seguridad global y constructivas relaciones de igualdad para que haya armonía, paz y progreso en el planeta”, señaló Putin en su discurso.

Tropas rusas marchan en Moscú./ AFP

Tropas rusas marchan en Moscú./ AFP

Tras el discurso de Putin marcharon por la plaza los cadetes de academias y escuelas militares, efectivos de distintas unidades, de la Guardia Nacional y del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) al son de marchas militares y patrióticas interpretadas por orquestas militares.

/Clarín/