ECONOMÍA ACLARA QUE SU ROL DE VIGILANCIA A BANCO UNIÓN ES SOLO PARA OPERACIONES FINANCIERAS PÚBLICAS

El comunicado refiere atribuciones del Ministerio de Economía, nada sobre el desfalco.

 

El Ministerio de Economía y Finanzas aclara que su función de vigilancia sobre el Banco Unión está referida a las operaciones financieras del sector público que procesan con esta entidad bancaria pública, las cuales deben realizarse con criterios de seguridad y eficiencia.

Mediante un comunicado, el Ministerio de Economía y Finanzas señala que ante publicaciones “malintencionadas” de algunos medios de comunicación sobre el rol de vigilancia que debe cumplir el Ministerio al Banco Unión, aclara algunos aspectos.

Basado en el artículo 19 de la Ley 331 de Servicios Financieros señala que el Ministerio -que ejerce la rectoría del sistema nacional de tesorería y crédito público- en el ámbito de sus funciones y atribuciones relacionadas con el referido sistema “cumplirá la función de vigilancia de la entidad bancaria pública”.

El mismo artículo menciona que Economía y Finanzas tiene la función de vigilancia "únicamente para las operaciones financieras que las entidades y empresas públicas y empresas del sector público efectúan con el Banco Unión, en cumplimiento a lo dispuesto en el parágrafo V del artículo 330 de la Constitución Política del Estado”.

El Ministerio de Economía y Finanzas, señala que su función de vigilancia al Banco Unión se realiza sin perjuicio de las competencias de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

“En ese contexto, el Ministerio de Economía y Finanzas asume y cumple a cabalidad la función de vigilancia que es el de velar que las operaciones financieras del sector público que procese la Entidad Bancaria Pública (Banco Unión) en el marco del sistema nacional de tesorería y crédito público se efectúan con criterios de seguridad y eficiencia”, señala el comunicado.

El ministro de Economía y Finanzas, Mario Guillén todavía no se refirió al desfalco millonario en el Banco Unión donde según la directora ejecutiva de la ASFI, Lenny Valdivia, el exjefe de Operaciones de las agencias de Batallas y Achacachi, Juan Pari burló tres niveles de seguridad interna y robó 37,6 millones de bolivianos.

El contralor General del Estado (CGE), Henry Ara solicitó información del desfalco tanto al Banco Unión como al Ministerio de Economía y Finanzas. Consideró además que “no es concebible que cerca de 40 millones de bolivianos desaparezcan”, y alertó que hubo una actitud de “permisibilidad” tanto en medios intermedios como gerenciales. /ANF/