TRUMP ORDENÓ ATAQUE DE MISILES CONTRA SIRIA

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes en un mensaje televisado que ordenó bombardeos “de precisión” contra objetivos del gobierno sirio, en respuesta al supuesto ataque químico realizado en la ciudad de Duma el fin de semana pasado.

En su mensaje, Trump aseguró que los gobiernos de Reino Unido y Francia participan de los ataques de manera coordinada con Estados Unidos.

Según la BBC, testigos en la ciudad de Damasco, capital siria, reportaron ruidos de explosiones en las proximidades, presuntamente de misiles. 

La decisión de Trump es altamente sensible, ya que Rusia, el principal aliado de Siria, amenazó con una escalada militar en caso de que EEUU realice algún ataque. No se había producido todavía una reacción rusa hasta las 22:00 hora boliviana (cinco de la mañana en Moscú).

El viernes, antes del anuncio de Trump, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, dijo que su país tenía pruebas de que el gobierno sirio lanzó efectivamente un ataque con armas químicas el fin de semana anterior contra rebeldes que luchan contra su Gobierno.

“El ataque se dio el sábado, y sabemos que fue un ataque químico”, dijo Nauert a la prensa en Washington, explicando que solamente unos pocos países, entre ellos Siria, tiene “ese tipo de armas”.

Al ser consultada si el Gobierno estadounidense tenía pruebas de que el gobierno de al- Asad estaba por detrás del ataque, Nauert se limitó a comentar: “Sí”.

Expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) deberían llegar este sábado a la localidad de Duma, en Guta Oriental, Siria, para realizar una inspección a la zona donde supuestamente ocurrió el ataque con un gas tóxico.

Esa entidad no tiene mandato para atribuir responsabilidades sobre lo ocurrido, sino determinar si se utilizaron o no armas químicas, el tipo de agente utilizado, cómo fue lanzado y el número de víctimas.

Aunque existe consenso entre los países de occidente sobre la naturaleza de ese ataque, además considerando que acciones de ese tipo han sido tomadas antes por Basahr Al Assad contra los rebeldes que luchan contra su Gobierno, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, rechazó aquello.

“Tenemos datos irrefutables de que se trata de otro montaje más y de que en este están implicados los servicios especiales de un Estado, que ahora anhela estar en la vanguardia de la campaña rusófoba", dijo Lavrov el jueves, sin dar más detalles.

Pero horas después el Gobierno ruso acusó a Gran Bretaña de haber generado “un montaje” para acusar a Rusia. “El Ministerio ruso de Defensa dispone de pruebas que atestiguan la participación directa de Gran Bretaña en la organización de esta provocación en Guta Oriental”, dijo el portavoz de dicho ministerio, Igor Konashenkov.

Rusia es el principal aliado de Siria y es el país que le provee material bélico, información de inteligencia y asesoramiento militar.

/ANF/