Centro de drogodependientes ya tiene aval financiero de alcaldías

UN OPERATIVO DE LA POLICÍA, DEBAJO DE UN PUENTE, DONDE HAY INHALADORES DE CLEFA.

La construcción del centro de drogodependientes ya cuenta con aval financiero del Gobierno central, la Gobernación y las siete alcaldías del eje metropolitano para su construcción.

El último municipio que garantiza la asignación de recursos es Cochabamba. Su Concejo Municipal aprobó ayer la autorización para que el Alcalde firme el convenio.

El secretario de Planificación de la Gobernación, Filemón iriarte, dijo que el convenio para la construcción de infraestructura multimodal para la atención de niños, niñas y adolescentes en situación de calle, denominado centro para drogodependientes, podría firmarse en un par de semanas.

El concejal Edwin Jiménez informó que a la Alcaldía cochabambina le corresponde un aporte de 8.4 millones de bolivianos. Agregó que el proyecto es esperado desde hace más de 15 años.

La inversión total asciende a 30.7 millones de bolivianos. La Unidad de Proyectos Especiales (UPRE), dependiente del Gobierno nacional, ya garantizó 8.5 millones. La Gobernación, que además estará a cargo de la supervisión, dará 6.9 millones. Las alcaldías tienen montos variados, Cochabamba 8.4 millones, Colcapirhua 692 mil, Quillacollo 1.8 millones, Sacaba 2.3 millones, Sipe Sipe 554 mil, Tiquipaya 718 mil y Vinto 692 mil.

Iriarte explicó que los concejos municipales ya autorizaron a los alcaldes la firma del convenio, lo que significa el desembolso de recursos. Se prevé firmar el documento en dos semanas y el inicio de construcción sería este año.

El concejal Jiménez resaltó la importancia de la obra y dio como ejemplo a los inhaladores de clefa.

“En las calles, los niños y adolescentes que están consumiendo clefa aumentan día a día. Les dan esta droga hasta a los bebés de pecho. Se buscará la reinserción de estas personas”.

Detalló que de los 8 millones que debe aportar Cochabamba, hay más de 2 millones presupuestados este 2017 y en el Plan Operativo Anual (2018) se incorporará el resto.

De acuerdo al proyecto, la infraestructura se ejecutará en la comunidad de Playa Ancha en el municipio de Capinota.

Iriarte garantizó que ya no hay conflictos con la población que se oponía a la obra en su sector.

El proyecto a diseño final existe desde hace dos años y el estudio también está listo. El plazo de ejecución es de un año y medio (18 meses). Las autoridades aclararon que el terreno está a nombre de la Gobernación del departamento.

De acuerdo al resumen ejecutivo del Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges), los beneficiarios serán 314. Los pacientes estarán agrupados por rangos de edad y género, 10 a 18 años (varones y mujeres) y mayores de 18 años hasta los 28.

Según las autoridades del área, el programa podrá atender a “casi el 60 por ciento ” de la población en situación de calle.

(Opinión)