NUEVO ESTUDIO INSTA A REUBICAR VIVIENDAS NO AFECTADAS DE TAQUIÑA

UNA VISTA DEL RÍO TAQUIÑA, EN TIQUIPAYA. FOTO OPINIÓN/OSVALDO CHACÓN

 

Tras el desastre del aluvión del 6 de febrero en Tiquipaya, el director de la Madre Tierra y Medio Ambiente de ese municipio, Aurelio Ayala, manifestó que, a través de evaluaciones técnicas, prevén ampliar la franja de seguridad del río Taquiña. Esta acción implica reubicar viviendas que no fueron afectadas pero incumplirían el margen permitido.

“Esta nueva franja indica que, además de las viviendas afectadas, por seguridad, una parte de las casas que no han sido afectadas también debe ser reubicada”, dijo.

Explicó que el estudio realizado en base a la magnitud del desastre determina que la franja de seguridad del río Taquiña, a partir de la Cota 2.750 aguas abajo, tenga 90 metros a cada lado de la máxima crecida, y llegue a 30 metros en la zona de la avenida Ecológica. “El abanico aluvial forma un cono. Esto nos permite que de la Cota 2.750 haya unos 90 metros a cada lado, y en el sector de la Subalcaldía bajar de 80 a 30 en la Ecológica”.

Las viviendas afectadas estaban ubicadas a unos 20 a 50 metros de distancia del cauce. La Ley 482 de Gobiernos Municipales dicta que ríos, riachuelos, torrenteras y quebradas con sus lechos, aires y taludes, hasta su coronamiento, deben tener hasta 25 metros de franja de seguridad a cada lado del borde de máxima crecida.

Señaló que el consenso con vecinos logrará agilizar la reubicación en áreas verdes del municipio. “Las viviendas dejarían de ser habitadas y serían demolidas. Estas áreas pasarán a dominio público, es una especie de intercambio de terrenos que haremos mediante una ley nacional”.

Recordó que son 122 viviendas afectadas principalmente en la zona de Juventud Chilimarca, Molle Molle y Manzano 78, que deben ser reubicadas.
 

Mientras, cinco maquinarias abren vías para la recuperación de bienes.
 

Estudio

La nueva franja de seguridad en el río Taquiña plantea que, desde la Cota 2.750 hasta la Ecológica, haya de 90 a 30 metros a cada lado del cauce. 

/Opinión/