REOS SE AMOTINAN, TRES HUYEN Y SON RECAPTURADOS; UNO ESTÁ HERIDO DE BALA

Foto El Deber

 

Alrededor de las 14:00, una turba de reos que están recluidos en el área conocida como régimen abierto o PC-4 del penal de Palmasola fue la protagonista de un motín que terminó convirtiéndose en una fuga de internos que fue sofocada de manera oportuna por la Policía.

Las cámaras de vigilancia que tiene el centro de monitoreo policial, que están dentro y fuera del perímetro del reclusorio, mostraron a los revoltosos movilizados y preparándose para hacer efectiva su protesta por las disposiciones que se aplican para evitar que los menores de edad vivan dentro del penal y para que las visitas de los niños para verse con sus padres se lleven adelante en un ambiente diferente a los pabellones.

Cuando la turba trataba de hacer efectivo el motín, los agentes que custodian el área les salieron al paso y los enfrentaron. En ese momento seis internos vieron la oportunidad propicia para dejar el encierro y optaron por dos caminos diferentes para escapar de las autoridades.

Tres, de acuerdo con el informe del comandante departamental de la Policía, Alfonso Siles, evadieron la barda perimetral del penal, pero solo dos huyeron por los barrios aledaños a la cárcel, ya que el tercero, luego de saltar el embardado a la altura de una de las torretas de control, se fracturó una de las piernas y quedó sin posibilidades de huir más allá de los alrededores del área donde cayó al soltarse de un alambre con el que se ayudó para fugar. 

Otros tres reos quedaron en los espacios que hay en los alrededores del PC-4. Uno de ellos fue herido por el disparo de un arma de fuego cuando estaba en medio de la turba que se había agrupado y logrado salir del régimen abierto de varones, donde golpearon a dos agentes y destrozaron la cámara de vigilancia instalada allí. Los otros dos fueron detectados por los agentes en el patrullaje perimetral, donde se ‘peinó’ los espacios que rodean a los pabellones de varones, de mujeres y de máxima seguridad. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, explicó que lo sucedido dentro del penal fue un intento de motín, motivado por la molestia de los reclusos a las disposiciones de las autoridades penitenciarias, que, desde la semana pasada, no permiten el ingreso de los menores de edad en días que no son de visitas, están obligando al retiro de los niños que vivían dentro del reclusorio con sus padres y con sus madres, que sin haber cometido delito se trasladaron con sus hijos al centro penitenciario cruceño.

“Es mentira que no permitimos la visita de los hijos de los internos”, aclaró Romero, ya que ayer surgieron voces que aseveraban que las disposiciones establecían que no se realice este tipo de encuentros.
En realidad lo que se ha establecido es que los internos reciban a sus familiares, incluidos a los menores, en un ambiente diferenciado a las áreas internas de los pabellones y que ninguno puede pasar la noche allí.

El representante departamental de la Defensoría del Pueblo, Jorge Paz Yabeta, indicó que quien es privado de libertad por los juzgados es extorsionado, que debe pagar seguros de vida, que hay chantajes y un montón de cosas absolutamente irregulares, ilegales. “Es un sistema (el de Palmasola) oscuro, donde nada está bien, entonces es preocupante y para la mayoría de la gente que no tiene recursos, estar allí dentro es un infierno”, precisó Paz.

Vecinos y familiares, alarmados

Los dos reos que salieron del perímetro del penal se escondieron en casas aledañas de los vecinos, quienes alertaron a los policías, que con armas de grueso calibre ingresaron a los domicilios. “Mi hija de 13 años se asustó al ver a uno de los fugitivos por los techos”, señaló Erwin Piza, comerciante que vive a lo diagonal de la puerta de ingreso al penal. 

Momentos tensos se vivieron al no conocerse una versión oficial durante la tarde, por la información que circulaba en afueras del penal sobre un supuesto deceso durante la reyerta, lo cual fue descartado por la Policía. Esto fue alimentado por otros datos falsos que circularon a través de las redes sociales y que eran reproducidos por los vecinos y los visitantes de los internos. 

Esta situación hizo que los familiares de los internos, en su mayoría mujeres, protestaran para que los dejen ingresar y tener información de los hechos. Muchos de ellos trataban de comunicarse por teléfono con los internos para saber si estaban bien y un grupo fue gasificado luego de protestar y golpear el portón. 

Al finalizar la tarde, los visitantes que estaban dentro cuando ocurrió la reyerta, manifestaban que hubo enfrentamientos y gasificación. Ya en la noche, en un restaurante, una mujer vio en la televisión la foto del interno que fue herido; rompió en llanto al reconocer que era su familiar y se fue al hospital donde está internado. 

LA LISTA OFICIAL 

Capturados en área externa
Gary Ichazo Jungerman (robo agravado, 2016), Braulio Burgos Vaca (robo agravado, 2017) y Jorge Luis Vaca F. (robo, 2017).

Capturados en área interna
Cristian Brayan Escóbar Herrera (asesinato, 2016) y Ramiro Dago Cuéllar (robo agravado, 2017).

Herido de bala 
Andrés Roca Orozco (tentativa de homicidio, 2017).

/El Deber/