COLAPSAN 8 VIVIENDAS POR DESBORDE EN TIQUIPAYA Y HAY OTRAS 12 EN RIESGO

El techo destrozado de una vivienda en Tiquipaya, ayer. Las fuertes lluvias provocaron el desplome de ocho casas. Foto Los Tiempos | Daniel James

 

Ocho viviendas colapsaron y otras 12 se vieron anegadas en el Distrito 5 de Tiquipaya (zona Chilimarca). El agua de un canal de riego se desbordó y humedeció las paredes de estas viviendas hasta que se desplomaron al promediar las 2:30 de la madrugada. No se lamentaron pérdidas humanas, pero sí materiales.

En 2016 también se vieron afectadas viviendas en Chilimarca y Ciudad Satélite. Además, se lamentó el fallecimiento de tres personas.

Isabel Díaz era la propietaria de una de las viviendas. Contó que estaba durmiendo cuando el agua comenzó a ingresar. Su esposo dejó la casa para ver de dónde provenía el torrente, pero su casa se llenó rápido.

“Sólo pensé en ir a despertar a mi hija que estaba durmiendo con su wawita en la casa de al lado. Luego de que salimos, todo se cayó y lo perdimos”, lamentó, entre lágrimas, cómo su sacrificio de toda una vida se venía para abajo.

Una situación similar vive Marcelo Méndez. Se encontraba durmiendo con su esposa cuando sintieron el agua. Intentaron romper el muro para que el agua pase y no se acumule para bajar con más fuerza, pero no lo lograron.

“El agua arrastró a mi esposa. Me metí como sea para sacarla. Gracias a Dios está bien. Sólo tiene una molestia en su pie y no pasó nada peor. Ahora está descansando, porque tuvo un gran susto”, contó Méndez.

Esta historia se repite en ocho familias. Mientras, otras 12 están sacando las cosas de sus viviendas e intentando reforzarlas para evitar más tragedias. Asimismo, la Alcaldía de Tiquipaya procedió a limpiar y ayudar a todas estas personas, según el responsable de la Unidad de Gestión de Riesgos del Municipio (UGR), Roberto Campero.

El funcionario explicó que esto ocurrió debido a escombros que obstruyeron el flujo normal del agua en un canal de riego. Se habrían dejado en el lugar, luego de que se construyera un puente.

“Estamos en constante alerta para atender emergencias. Situaciones similares ocurrieron el 2016 y ahora este año”, indicó Campero.

Coña Coña

Por otro lado, la laguna Coña Coña también mantiene en alerta al Distrito 4. Actualmente, el agua del vaso rebalsa sin necesidad de abrir las compuertas. Esto genera que las torrenteras de desfogue estén en su capacidad máxima y tengan que ser bombeadas.

El director de Desarrollo Humano de la comuna Molle, José Pardo, informó que desde la madrugada se envió una bomba al encuentro entre dos torrenteras en Pampa Grande; pero se tienen problemas por la basura y los escombros, además se rescató un perro del agua.

 

AFECTADOS

"Pedimos a la gente que nos ayuden. Hemos perdido todo, no hay nada que pueda rescatar". Isabel Díaz. Vecina afectada Chilimarca

"Hay vecinos en vigilia en ciertos puntos para llamar cuando vemos que la torrentera se desborda". Ever Pérez. Vecino afectado Distrito 4

/Los Tiempos/