LLAJTABUSES PARA CERCADO SERÁN LOS PRIMEROS HÍBRIDOS DEL PAÍS

Una de las paradas del llajtabús que ya se instaló en la av. 6 de Agosto. Foto Los Tiempos | José Rocha

 

La Secretaría de Planificación del municipio definió que los buses que se implementen para el proyecto del Llajtabús sean híbridos, es decir funcionen a gas y electricidad, informó ayer el secretario, Manuel Prado.

Explicó que luego de una revisión de los buses que se utilizan en otros países, se tiene un modelo de cómo se pedirá el diseño del Llajtabús. Serán los primeros motorizados híbridos en el transporte público del país.

Funcionarán a través de un enchufe que cargará el vehículo. De este modo, se evitará que contaminen el medio ambiente.

Paralelamente, se trabaja en la creación de una empresa municipal que fungirá como organización administrativa institucional del Llajtabús. Una vez que se tengan los resultados, se creará otra empresa operativa mixta que incluirá a los transportistas, explicó Prado.

El funcionario señaló que esta empresa será similar a las descentralizadas que tiene el municipio, como la Empresa Municipal de Servicio de Aseo (EMSA); pero la diferencia será que sólo fungirá para temas administrativos y no así operativos.

Para el funcionamiento de los Llajtabuses se pretende incorporar a operadores del transporte actual. Sin embargo, esto aún se va a negociar con el sector. Serán quienes operen los buses, pero no tendrán poder sobre los mismos o la regulación del pasaje.

“La primera empresa va a monitorear a esta otra. Va a estar conformada por el sector público privado. No va a desplazar el transporte, sino que se va a complementar”, afirmó Prado.

Sobre otras características de los buses, se verá que cada vehículo tenga puertas a ambos lados, acceso para personas con discapacidad, molinetes con máquinas para leer las tarjetas con el crédito para pagar el pasaje. Además, de una capacidad entre 85 y 140 pasajeros y wifi.

Se estima que cada bus tenga un costo de 250.000 dólares y un tiempo de vida de 18 años. Una vez que se tenga la conformación de la empresa, se procederá a la licitación para que se construyan los prototipos de los buses. “En Europa y Asia hacen este tipo de vehículos”, agregó Prado.

El objetivo es que al menos seis Llajtabuses lleguen en septiembre para comenzar un periodo de prueba: observar el tiempo de recorrido, el comportamiento en el terreno y el establecimiento del pasaje.

Una vez que se tengan todos estos aspectos definidos, se procederá a comprar una flota completa de 55 a 60 buses. De este modo, se espera poner en funcionamiento una línea completa en 2019.

“Sólo con una línea se llegará al 10 por ciento de la demanda de la población por transporte público. Con la implementación de cuatro líneas se logrará captar el 35 por ciento y solucionar el problema del transporte. Esa es la meta”, aseveró el secretario.

Sistema de pago

Otro aspecto que se está analizando es el sistema de pago y el costo del pasaje. Señaló que el objetivo será implementar tarjetas para la población e incluso el pago desde el celular.

Las tarifas se establecerán con mayor precisión una vez que se tengan los prototipos. Se podrá calcular el gasto por mantenimiento, los pasajeros y los costos operativos.

 

Plan de movilidad urbana. El Llajtabús es una de las recomendaciones del Plan Metropolitano de Movilidad Urbana como Bus de Transporte Rápido (BTR).

 

RUTA CONECTARÁ DE NORTE A SUR

La primera línea que se implementará será para ir de norte a sur y viceversa por todo el centro de la ciudad. Comenzará en el Cruce Taquiña y pasará por la avenida Simón López, la avenida Libertador, por el Prado, la calle México, Ayacucho, hasta la avenida 6 de Agosto. Luego, tendrá un desdoble. Una ruta será por la avenida Independencia, la Petrolera hasta Calicanto. Mientras la otra será por la Panamericana hasta Villa Israel.

Debido a las características de BTR, los buses tendrán una vía exclusiva de circulación. La infraestructura se preparará desde agosto. Se colocará pavimento para soportar el peso de los vehículos, señalización específica y permitirá evitar los congestionamientos vehiculares en el camino. Además, se harán las paradas y los talleres.

/Los Tiempos/