El humo de llantas quemadas es tóxico para el agua y la respiración

UN BOMBERO APAGA EL INCENDIO DE LLANTAS EN K´ARA K´ARA. BOMBEROS

 

 

OPINIÓN | 02/10/2017 

El humo de la quema de llantas contamina el aire y sus cenizas contienen sustancias metálicas que infiltran en el subsuelo y pueden llegar a contaminar los acuíferos causando daño para quienes ingieran líquido, aseguró el ambientalista Gregory Paz.

Ante el incendio de neumáticos registrado el viernes por segunda vez en la zona de K´ara K´ara, donde se quemó 70 llantas afectando 500 metros de diámetro, la responsable de la Unidad de Salud Ambiental del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Patricia Choque, informó que la población expuesta a incendios debe tomar precauciones. “Esas aguas que están a la intemperie aumentan los niveles de toxicidad y contaminan el líquido, por eso se debe tapar los recipientes con plásticos. El uso de paños húmedos es importante para no inhalar los aires tóxicos y así evitar daños respiratorios”, indicó.

En dos horas que aproximadamente duró el incendio en K´ara K´ara “el nivel de gases contaminantes provenientes de la combustión de alta temperatura se elevó a 90 microgramos por metro cúbico, cuando el promedio a esta hora no supera los 60”, explicó el director nacional del Proyecto Aire Limpio de la Cooperación Suiza, Freddy Koch.

El material particulado (PM) del parque vehicular y las ladrilleras son los principales contaminantes del municipio, “pero agregarle quemado de llantas u otros materiales tóxicos (como basura, plásticos, desechos industriales), incrementa en mayor medida la contaminación”, afirmó.
 

En abril del 2016, la zona sufrió la primera vez este impacto donde el personal de bomberos, el SAR Bolivia, funcionarios municipales y vecinos de la zona no pudieron sofocar hasta después de 12 horas. Se desconoce el número de llantas que había en la zona antes del incendio, pero el lugar que ocupaban era de aproximadamente unos 8 mil metros cuadrados. El segundo incendio que también quemó pastizales y plásticos, se presume que fue provocado por vecinos que consumían bebidas alcohólicas cerca el lugar. “Un cigarrillo u otro elemento provocó el desastre. Hay que enseñar a las personas sobre el daño catastrófico que provoca”, indicó el comandante departamental de Bomberos, Nelson Flores.
 

Contaminación
 

Este año, los niveles de contaminación llegaron 112 microgramos por metro cúbico, 52 más de lo que prevén las normas.