ALEGAN QUE JUAN PARI CONSUME DROGAS PARA LLEVARLO A SAN PEDRO

Juan Pari se presentó el lunes en el Ministerio Público. Foto:APG

 

Marcelo Guerra, abogado de Juan Franz Pari Mamani, el principal imputado por el desfalco al Banco Unión, alegó que su cliente es adicto a las drogas, para pedir que sea trasladado a la cárcel de San Pedro y se rehabilite.

“Está enfermo porque cuando tenía mucha plata utilizaba mucha droga. Al corazón le afecta, mucho fuma, es adicto al cigarro, tiene depresión, estrés, todos los síntomas que saben. Vamos a evaluar con un médico para pedir el traslado”, afirmó el representante legal de Pari.

El lunes, el exjefe de Operaciones de la agencia de Batallas de la financiera estatal presentó su declaración ampliada a los representantes del Ministerio Público, que investigan el robo de los 37,6 millones de bolivianos.

“Vamos a pedir que le hagan un tratamiento. De aquí a un mes vamos a pedir el traslado (de cárcel) a San Pedro, para que estudie”, dijo el jurista, quien agregó que Juan Pari quiere estudiar derecho dentro del penal.

En referencia al botín, Guerra señaló que su defendido no tiene ningún dinero guardado y que la mayor parte de los recursos robados terminaron en poder de los exsocios de Pari.

“Dice que ha gastado todo, que no tiene nada guardado, lo ha invertido todo, no va a aparecer más plata. La plata la ha gastado con los hermanos Gott, ellos son los que más plata tienen, ellos están agarrando lo máximo”, sostuvo el abogado.

Asimismo, Paola Barriga, abogada de la cajera de la agencia de Batallas, quien permanece recluida en la cárcel de mujeres de Miraflores, denunció a Página Siete que hasta la fecha no tuvo acceso al cuaderno de investigaciones del caso y tampoco se dio curso a las solicitudes de libertad en favor de su defendida.

“Estamos a la espera, porque con la declaración ampliatoria del señor Pari se confirma que la responsabilidad del delito recae en los funcionarios de alto rango”, apuntó la abogada.

El miércoles, durante la presentación de su informe oral ante la Comisión de Justicia Plural de la Cámara de Diputados, el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, dio a conocer que una parte del dinero robado por Juan Franz fue invertido en negocios en Estados Unidos, China y la República Argentina.

Por eso, el Ministerio Público, en consecuencia con los procedimientos de cooperación entre naciones, solicitó a las autoridades de esos tres países que faciliten información sobre si Pari o alguno de sus familiares hubiera abierto cuentas bancarias.

A pesar de que la  comisión de fiscales y los oficiales que investigan el hecho realizaron varios allanamientos e incautaciones, Guerrero reconoció que no se recuperó ni un centavo de los 37,6 millones de bolivianos robados.

No obstante, informó a la comisión que precintaron dos inmuebles, se incautaron de 17 vehículos de lujo y de otros artefactos.

/Página 7/