MÉXICO Y CHILE EVALÚAN ABANDONAR SU ROL DE OBSERVADORES EN EL DIÁLOGO DE LA DICTADURA CHAVISTA CON LA OPOSICIÓN DE VENEZUELA

La mesa de diálogo entre el gobierno y la oposición

 

La permanencia de México y Chile como observadores del diálogo para superar la crisis política de Venezuela quedó en entredicho debido a "algunas decisiones que ha tomado el gobierno venezolano después de la última ronda de negociación", aseveró el canciller mexicano, Luis Videgaray.

El jefe diplomático aseveró que "México está participando de buena fe en un diálogo político que, por lo que hemos observado hasta la última participación que tuvimos a finales de diciembre, es un diálogo serio entre las partes".

"En principio está previsto que participemos nuevamente en la tercera ronda de negociación en la República Dominicana la semana que entra. Sin embargo, debo decir que hemos visto algunas decisiones del Gobierno venezolano que no necesariamente son congruentes con lo que se ha venido hablando en la mesa", abundó, en una entrevista para el canal de televisión ADN 40.

El canciller mexicano Luis Videgaray

El canciller mexicano Luis Videgaray

Videgaray encomió la mediación "de buena fe, imparcial y generosa" del presidente dominicano, Danilo Medina, en este proceso.

Sin embargo, señaló que él y el canciller chileno, Heraldo Muñoz, le enviaron al mandatario anfitrión del diálogo una carta "expresándole nuestra preocupación por algunas decisiones que ha tomado el gobierno venezolano después de la última ronda de negociación y que pudieran poner en duda nuestra participación hacia adelante".

"Así es que estaremos informando en los próximos días si participamos o no en esta negociación", dijo el secretario de Relaciones Exteriores, y expresó el deseo de que se den las condiciones para la continuación del diálogo.

Nicolás Maduro (EFE)

Nicolás Maduro (EFE)

Asimismo, manifestó la convicción de que "solamente a través de la negociación política se podrá llegar a una solución pacífica de la crisis extraordinariamente grave que enfrenta Venezuela, una crisis de ruptura del orden democrático y también, como lo estamos viendo en las noticias todos los días, una grave crisis de carácter económico y social".

Venezuela, afectada por una grave crisis económica que ha generado protestas en los sectores populares por la falta de alimentos, medicinas, agua y gas, y la acumulación de basura, registró el viernes en varios estados del país saqueos e intentos de robos, informaron diputados opositores.

El chavismo y la oposición de Venezuela tienen programado acudir el 11 y el 12 de este mes en República Dominicana a la próxima ronda de la negociación que comenzó formalmente el pasado 1 de diciembre.

El diálogo en Santo Domingo cuenta con la observación del presidente dominicano, así como de representantes de México, Chile, San Vicente y las Granadinas, Nicaragua y Bolivia.

(Con información de EFE)