LA COBARDE DECLARACIÓN DE NEYMAR SOBRE LA HISTÓRICA DERROTA DE BRASIL ANTE ALEMANIA POR 7-1 EN EL MUNDIAL 2014

Neymar habló sobre la peor derrota de Brasil en un Mundial (AFP)

 

En la previa para el sorteo del Mundial de Rusia 2018, el delantero brasileño del PSG, Neymar, le concedió una entrevista al sitio web de la FIFA en donde habló de distintos temas: el estado anímico de la actual selección; las expectativas para la próxima cita mundialista y la frustración que vivió en 2014.

Bajo las órdenes de Tite, desde septiembre del año 2016, el conjunto sudamericano no pierde ningún partido oficial. Solo cayó derrotado en un partido amistoso contra la Argentina, en Melbourne, lo que dejó un historial de 13 victorias, 3 empates y una derrota.

El dolor de David Luiz, uno de los compañeros de Neymar que sufrió el 1-7 ante Alemania

El dolor de David Luiz, uno de los compañeros de Neymar que sufrió el 1-7 ante Alemania

"Yo no gané ni perdí", soltó Neymar, recordando aquel partido en el que su selección cayó contra Alemania por 7-1 y quedó afuera de su propio mundial en semifinales.

 Yo no gané ni perdí (…) Mi copa se acabó con la lesión

"No terminé la Copa del Mundo. Mi copa se acabó por una lesión muy grave e, infelizmente, tuve que pagar por eso", agregó haciendo alusión a la fractura de la tercera vértebra lumbar que le ocasionó el rodillazo de Camilo Zúñiga en los cuartos de final.

El golpe de Zúñiga a Neymar, que sacó al astro brasileño del Mundial 2014 con una vértebra fracturada

El golpe de Zúñiga a Neymar, que sacó al astro brasileño del Mundial 2014 con una vértebra fracturada

"Aquella semana fue muy mala para mí, lloré mucho y me pregunté muchas veces por qué. Pero luego uno entiende que todo lo que nos pasa en la vida nos vuelve más fuertes", aseguró el ex futbolista del Barcelona, quien reconoció que "Brasil hoy está preparado para enfrentar a cualquier selección".

James Rodríguez, estrella de Colombia, asiste a Neymar tras el golpe de Zúñiga

James Rodríguez, estrella de Colombia, asiste a Neymar tras el golpe de Zúñiga

"Nos entrenamos para eso, para no tenerle miedo a ningún equipo que nos pueda tocar", añadió el atacante de 25 años y referente de la renovada selección brasileña.

"El respeto a la selección hoy es distinto al de tres o cuatro años atrás, después del Mundial", consideró y agregó: "La gente nos ve diferente. Ha vuelto la selección brasileña que todo el mundo respeta y admira, la que disfruta del buen fútbol. Y eso nos pone felices".

/Infobae/