Dos amigos se prometieron compartir el premio si les tocaba la lotería: 28 años después, uno ganó 22 millones de dólares

Imagen ilustrativa Andrew Kelly / Reuters

 

Hace casi tres décadas, el residente de Wisconsin Tom Cook cerró un acuerdo con su amigo Joseph Feeney. Los dos se prometieron en 1992 que si a uno de ellos alguna vez le tocara la lotería, dividirían el premio por la mitad.

Los amigos cerraron el trato con un apretón de manos y, según contó Feeney, compraban los boletos cada semana, aunque ya por costumbre y sin esperanzas de ganar. Pero este año Cook ha tenido suerte: el boleto que adquirió en la ciudad de Menomonie le trajo el gordo del Powerball de 22 millones de dólares.

"Un apretón de manos es un apretón de manos"

Las probabilidades de llevarse el gordo del Powerball en EE.UU. son de 1 en unos 292 millones. Pese a tanta suerte y tanta fortuna que llegó a sus manos, Cook no se olvidó del pacto y compartió el premio con su amigo tal y como lo habían acordado hace tantos años. "Un apretón de manos es un apretón de manos", dijo.

Los hombres decidieron llevarse el dinero en efectivo, lo que les dejó con unos 16,7 millones de dólares, o aproximadamente 5,7 millones para cada uno después de impuestos.

Tras ganar el gordo, Cook se jubiló, mientras que Feeney ya lo había hecho. No tienen ningún plan especial sobre cómo gastar el premio y planean disfrutar de la vida con sus familias. "No puedo pensar en una mejor manera de jubilarme", confesó Cook.

//Rt//