Comité Científico Covid-19 ratifica que el consumo de Dióxido de Cloro es tóxico

 

El Comité Científico Covid-19 reitera a través de un comunicado documentado que el consumo del Dióxido de Cloro es una sustancia que se utiliza como desinfectante de superficies y blanqueador de materiales orgánicos y que su ingesta es tóxica.

“La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) definió un nivel máximo de 0,8mg/L (miligramo por litro) como dosis máxima, pero una simple gota de MMS puede contener 3-8 mg (4, 9). La Agencia para Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades (ATSDR, Agency for Toxic Substances and Diseases Registry), perteneciente al Center for Diseases Control and Prevention (CDC) la clasifica como tóxico para la salud pública por la concentración de sus ingredientes”, indica el documento difundido a través del Ministerio de Salud.

Entre los efectos secundarios para la salud figuran: falla respiratoria, metahemoglobinemia, prolongación del espacio QT en el electrocardiograma, hipotensión causada por deshidratación, falla hepática aguda, anemia hemolítica, vómitos y diarrea severa, trastornos hidroelectrolíticos.

Respecto a la evidencia científica se reiteró que no existe ninguna publicación en revistas médicas científicas sobre sus efectos contra la Covid-19 a pesar de haber sido difundida en diferentes naciones como una “cura milagrosa" (denominado como “solución mineral milagrosa” o MMS) que sirve para tratar enfermedades, entre ellas autismo, cáncer, VIH/SIDA y hepatitis. “Dicho uso se realizó sin autorización ni evidencia documentada, al contrario, con serias observaciones y censuras”, destaca el comunicado.

"Muchas organizaciones e instituciones competentes en Covid-19, reconocidas alrededor del mundo, sin intereses comerciales y de alta confiabilidad a lo largo de varias décadas (NIH, ESICM, SCCM, IDSA, FDA, MGH, Harvard, WHO, entre otros), no toman en cuenta, ni mencionan en ningún momento al dióxido de cloro asociado al tratamiento o prevención de Covid-19 en sus reportes, webinars, guías, y demás material académico-científico" asegura el documento. 

En ese sentido el Ministerio de Salud indicó que el uso de cualquier medicamento debe ser autorizado con base en la otorgación de un registro sanitario que el Dióxido de Cloro no posee y del que tampoco se ha presentado una solicitud para su aprobación, sostiene el comunicado.

 

//Página Siete//