FAUCI ADVIERTE QUE LA PANDEMIA DE CORONAVIRUS ESTÁ LEJOS DE HABER TERMINADO

El Dr. Anthony S. Fauci, en una reunión del grupo de trabajo de la Casa Blanca . (Erin Schaff/The New York Times)

 

En una amplia charla con los ejecutivos de biotecnología, el Dr. Anthony Fauci presentó una evaluación sombría de la devastación causada por el coronavirus en todo el mundo.

COVID-19 es la enfermedad que Fauci siempre dijo que sería su "peor pesadilla", una nueva infección respiratoria altamente contagiosa que causa una cantidad significativa de enfermedad y muerte.

"En un período de cuatro meses, ha devastado el mundo entero", dijo Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, el martes durante una conferencia de la BIO, la Organización de Innovación Biotecnológica. "Y aún no ha terminado".

 

Su discusión con un moderador se llevó a cabo a distancia y se grabó para presentarla a los participantes de la conferencia. Aunque sabía que un brote como este podría ocurrir, un aspecto le ha sorprendido, dijo, y es "la rapidez con la que se ha apoderado del planeta".

Una enfermedad de transmisión eficiente puede propagarse por todo el mundo en seis meses o un año, pero "esto llevó alrededor de un mes", dijo Fauci. Atribuyó la rápida propagación al carácter contagioso del virus, y a los extensos viajes por todo el mundo de las personas infectadas.

Las vacunas son ampliamente consideradas como la mejor esperanza para detener o al menos frenar la pandemia, y Fauci dijo que estaba "casi seguro" de que más de una tendría éxito. Varias ya se están probando en personas, y se espera que al menos una pase a grandes ensayos de fase 3 en julio.

Pero todavía se desconoce mucho sobre la enfermedad y cómo ataca al cuerpo, investigación que Fauci describió como "un trabajo en progreso".

 

Dijo que había pasado gran parte de su carrera estudiando el VIH, y que la enfermedad que causa es "realmente simple comparado con lo que pasa con COVID-19".

Las diferencias, dijo, incluyen el amplio rango de gravedad de COVID, desde la ausencia de síntomas hasta la enfermedad crítica y la muerte, con daño pulmonar, respuestas inmunológicas intensas y trastornos de coagulación que han causado derrames cerebrales incluso en personas jóvenes, así como un síndrome inflamatorio separado que causa enfermedades graves en algunos niños.

"Oh, Dios mío", dijo Fauci. "¿Dónde va a terminar? Todavía estamos en el principio de esto." Otra cuestión que se plantea, dijo, es si los supervivientes que estaban gravemente enfermos se recuperarán completamente.

Describió la pandemia como "una luz muy brillante sobre algo que conocemos desde hace mucho tiempo": las disparidades en la salud y el efecto más duro de muchas enfermedades en las personas de color, en particular los afroamericanos.

 

El coronavirus ha sido un "doble golpe" para los negros, dijo, en primer lugar porque es más probable que se expongan a la enfermedad por medio de su empleo en trabajos que no se pueden hacer a distancia. En segundo lugar, son más vulnerables a las enfermedades graves causadas por el coronavirus porque tienen tasas más altas de afecciones subyacentes como la diabetes, la hipertensión, la obesidad y las enfermedades pulmonares crónicas.

Dadas las disparidades, dijo, es esencial concentrar más recursos para controlar el coronavirus en las zonas con poblaciones afroamericanas de alta densidad. Pero la solución a largo plazo llevará décadas, dijo, para abordar los factores socioeconómicos y dietéticos que contribuyen a tantos problemas de salud en los grupos raciales y étnicos que han sido más afectados por el virus.

La carrera mundial por las vacunas y los tratamientos de innumerables empresas y gobiernos ha dado lugar a llamamientos a favor de métodos de pago sin fines de lucro y gubernamentales para garantizar que los medicamentos estén ampliamente disponibles.

 

Aunque tener acceso a las vacunas será esencial, Fauci dijo que probablemente no ayudaría si el gobierno de EE.UU. tratara de imponer controles de precios a los fabricantes de medicamentos. "Si intentas hacer cumplir las cosas a una compañía que tiene múltiples oportunidades diferentes de hacer cosas diferentes, se alejarán".

Dijo que nunca había visto un intento exitoso de control de precios, y que sería más efectivo que el gobierno trabajara con las empresas y las ayudara a desarrollar productos. Luego, dijo, las empresas "de buena fe lo pondrán a disposición de aquellos grupos, países, naciones que realmente no pueden permitírselo muy bien".

"Es una industria impulsada por los beneficios", dijo, añadiendo que no se puede esperar de forma realista  que las empresas regalen productos.

"Tienes que tener algún grado de beneficio, siempre y cuando no sea de una manera tan escandalosa que haga que algo quede completamente fuera del rango de la gente que lo necesita." El gobierno de los Estados Unidos ya ha prometido miles de millones de dólares a varias compañías que desarrollan vacunas candidatas. También se están realizando esfuerzos en Europa y China.

//The New York Times Company//