AL MENOS DOS MUERTOS EN UN TIROTEO EN EL ESTE DE ALEMANIA

Cordón policial en torno a la zona del tiroteo de la ciudad alemana de Halle, este miércoles. MARVIN GAUL REUTERS

 

Al menos dos personas han muerto en Halle (este de Alemania), al abrir fuego uno o varios autores, que inmediatamente se han dado a la fuga en un vehículo, según informaron fuentes policiales. Según varios medios alemanes, el tiroteo se ha producido en las cercanías de una sinagoga, aunque aún no se ha aclarado si hay alguna relación con el ataque. Un sospechoso habría lanzado una granada de mano en el cementerio judío, según publica el periódico Bild.

La policía ha pedido a los habitantes de la zona que permanezcan en sus casas. En el marco de una investigación policial, se ha cerrado la estación central de la ciudad (de unos 230.000 habitantes). A través de Twitter, la policía de Halle ha informado de la detención de una persona pero ha pedido a la población que esté alerta.

Además, según medios alemanes, se ha producido también un intercambio de disparos al este de Halle, en la zona de Landsberg, a unos 15 kilómetros. La policía de Halle ha confirmado que se han producido disparos, pero no ha informado sobre las circunstancias que rodean a este suceso.

Según informa Bild, una persona que iba vestida con un traje de camuflaje abrió fuego con un arma automática y una de las víctimas es una mujer. El presunto autor -o autores- emprendió la huida en dirección a Leipzig. El tiroteo se produjo en la Humboldtstrasse, en el barrio de Paulus, explica la televisión pública regional MDR, que apunta asimismo a la existencia de un templo judío en la zona y precisa que se desconoce si hay relación directa con el ataque. Halle es una ciudad del Estado federado de Sajonia-Anhalt, a 170 kilómetros en dirección suroeste de Berlín.

Un testigo ha afirmado que vio a un hombre con casco y uniforme de camuflaje disparar contra un local de comida turca, informó la televisión N-Tv. Justo antes habría lanzado un artefacto que rebotó en la fachada antes de estallar. Sonó como un petardo. El testigo ha contado también que en el local había entre cinco y seis clientes, y que él se escondió en los servicios. El atacante habría disparado también contra una ventanal del local.

Al parecer, los agresores intentaron entrar en la sinagoga de Halle. Max Privorotzki, de la dirección de la comunidad judía de la ciudad, confirmó el incidente, según Spiegel Online. En ese momento había entre 70 y 80 personas en el templo por la celebración de la fiesta judía de Jom Kippur. Privorotzki ha afirmado también que las medidas de seguridad en la entrada de la sinagoga evitaron que los sospechosos allanaran el lugar. Según un portavoz policial citado por Bild, en la ciudad de Dresden, a unos 130 kilómetros de Halle, se ha decidido apostar agentes ante la sinagoga como medida preventiva.

El tiroteo ha desencadenado un gran dispositivo policial y nuevas unidades han sido trasladadas a Halle. El Ayuntamiento ha formado un gabinete de crisis para manejar una "situación de ataque". La Fiscalía federal ha asumido las pesquisas.

Tras los disparos, los agresores se habrían separado, según medios alemanes. Uno de ellos escapó en un taxi y fue detenido en la autopista, afirma Spiegel Online.

//El País//