EL VOLUMEN DE EXPORTACIÓN CARNE VACUNA SUBE 20,4% Y RUSIA ABRE SU MERCADO A BOLIVIA

Producción. Ganado vacuno de la raza cebuina Nelore en unos pastizales, en el este de Santa Cruz. Foto: ASOCEBU

 

A mayo de este año, el volumen de las ventas de carne vacuna al mercado externo creció 20,4% respecto a similar período de 2018. También se confirmó la apertura del mercado ruso a la producción cárnica de Bolivia.

Datos extraídos de la página web del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que a mayo de este año el volumen de las ventas llegó a 1.535,5 toneladas (t), mientras que en ese mismo periodo de 2018 llegó a las 1.275,2 t. En cuanto a valor, las ventas al mercado externo crecieron en 16,3%, de $us 5,85 millones a $us 6,81 millones en el mismo periodo.

El gerente general de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), Javier Landívar, explicó este martes que actualmente se exporta el producto a los mercados de Perú y Ecuador.

“Estamos exportando a Perú y Ecuador, esos son nuestros mercados en este momento. Perú compra a Bolivia cortes especiales. Ecuador sobre todo no son cortes, sino son carnes procesadas, como hamburguesas, más que todo”, dijo Landívar a la periodico La Razón.

Para el próximo mes, los volúmenes de exportación de carne bovina se incrementarán debido al inicio de la venta al mercado de China. Además, se espera la certificación del Gobierno de Rusia para también comenzar el envío del producto cárnico boliviano. 

El embajador de la Federación de Rusia en Bolivia, Vladimir Sprinchan, en su visita a Santa Cruz, avaló ayer la compra de carne bovina, al sostener que hay conformidad de la comisión técnica de su país sobre la calidad del producto cárnico boliviano.

“En las negociaciones con su homólogo Evo Morales, el presidente Vladimir Putin explicó que el mercado de mi país está abierto a la importación de carne boliviana, pero está sujeto al cumplimiento de los requisitos fitosanitarios, por eso la comisión rusa trabajó un mes en Santa Cruz”, comentó ayer el diplomático.

Informó que después de presentar el informe en junio por la comisión técnica en su visita de febrero, se tiene previsto que en las próximas semanas su nación emita el certificado de calidad de carne bovina, lo que permitirá la apertura de la negociación entre los empresarios de ambos países.

Venta. Aclaró que el Gobierno ruso no compra alimentos, sino que eso está en manos de las firmas privadas que son cadenas de consumidores, como ser los ganaderos y frigoríficos, para establecer precio y volumen de la carne.

Sin embargo, dijo que es un hecho la compra del producto cárnico boliviano, siendo la mayor plaza de venta de carne bovina Santa Cruz, tras tener listos los resultados de evaluación a las visitas de frigoríficos y estancias ganaderas en ese departamento.

Por su parte, Oscar Ciro Pereyra, presidente de la Confederación de Ganaderos de Bolivia (Congabol), recordó que “se tiene previsto la exportación para agosto a China y se está viendo la cantidad de los envíos. Oficialmente nos manifestó el presidente Morales de que Rusia nos habilitó su mercado y debemos prepararnos para ello”.

Añadió que el Jefe de Estado quedó en entregarles el documento oficial de los rusos y se lo está programando con Cancillería para que se conozcan las condiciones de la venta. Además, se prevé que el primer envío sea un par de contenedores con 50 toneladas cada uno, tanto para China como para el mercado de Rusia. Los excedentes superan las 40.000 toneladas de carne en Bolivia.

//La Razón//