Internacional

EL JET DEJÓ DEUDAS EN EL AEROPUERTO DE EL TROMPILLO Y EL GOBIERNO DEFIENDE LA ADJUDICACIÓN

Nadie sabe quién es su dueño, o por qué llegó  al país. Lo único certero que hay hasta el momento es que el  jet de lujo Super Mid-Size Gulfstream GIII, con placa de control N557 JK, que incautó el Gobierno y transfirió a la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), dejó una deuda de unos Bs 50.000 a Aasana el Trompillo.

Páginas